Tanto peca el que amarra la vaca, como Facebook y Cambridge Analytica

cambridge analytica

Se dice qué somos cómo somos por nuestra personalidad. Un tema de gran debate clásico de la psicología. Hablar de personalidad es tratar de explicar nuestros comportamientos, nuestra “forma de ser”, este tema se ha tratado desde la época de los grandes filósofos griegos hasta nuestros días y nos ha permitido tener grandes avances para entender nuestra salud (emocional y física), así como nuestra ideología y éxito profesional.

Todo eso bajo el tenor que de cerca nadie es normal, de lejos todos nos parecemos. Estos parecidos de comportamiento permiten determinar modelos de personalidad para explicar y predecir la conducta ante diversas y nuevas situaciones.

Los test de personalidad se basan en respuestas típicas (no contemplan ejercicios de respuestas correctas o incorrectas) así se tiene la idea de que personas con distintas personalidades responden conscientemente de manera muy parecida o similar. Esto es determinante, porque si conocemos la personalidad de una persona (o cualquier reacción de conducta) se puede diseñar campañas de marketing mucho más efectivas para persuadirlas.


Facebook, Cambridge Analytica y el escándalo político

Hace un par de días el periódico británico The Guardian, ha dado a conocer sobre Cambridge Analytica, una empresa que logró obtener ilegalmente los perfiles de más de 50 millones de usuarios de Facebook en Estados Unidos y otros países como México, determinar sus perfiles psicológicos y de sus contactos (lo segundo sin consentimiento de los usuarios) y utilizarlos para influir mediante difusión de rumores, desinformación y notificas falsas para manipular resultados electorales. Todo esto contado de una fuente de primera mano, se trata de Christopher Wylie, un científico de datos y exempleado de Cambridge Analytica.

Esta situación ha golpeado duro a Facebook, la empresa insignia de Mark Zuckerberg ante el evidente encubrimiento de la situación de robo de datos, interferencia política y chantajes que comenzó como un aparentemente inocente test de personalidad en dicha red social (con el cuál Cambridge Analytica recolecto información de los usuarios sin que estos lo supieran). Las acciones de Facebook siguen cayendo pero lo que pone realmente en peligro a Facebook es la confianza perdida de parte de millones de usuarios en todo el mundo. Incluso Brian Acton, cofundador de WhatsApp (ahora propiedad de Facebook) ha eliminado su cuenta de Facebook y recomienda hacer lo mismo.


Facebook dice que no hubo robo de información sensible

El verdadero tema aquí es que Facebook sabía de la obtención de estos datos, aunque su argumento es que jamás se vulneró su seguridad: “Los usuarios cedieron su información; no hubo infiltración en los sistemas y no hubo robo de contraseñas ni de información sensible”, dijo un portavoz de la famosa red social.

Cambridge Analytica por su parte afirmó que en el 2015 cuando supieron como Kogan (Profesor de la Universidad de San Petersburgo y colaborador de Alexander Nix - CEO de Cambridge Analytica) había recopilado los datos, los borró. Lo mismo con los perfiles de Facebook y que ninguno de esos datos fue usado en los servicios que proporcionó a la campaña de Trump.


Es necesario analizar detenidamente ¿Realmente son gratis las redes sociales?

Todo esto nos lleva a pensar si el problema son las redes sociales o somos nosotros, los usuarios; quiénes exponemos “gratuita” e “inocentemente” parte de nuestra vida en nuestros perfiles y ante todo el mundo, nuestra información la moneda más valiosa y codiciada para ser utilizada con fines que distan de ser tan si quiera un poco benevolentes.


Mira más en The Gardian


Si tienes dudas ó quieres solicitar informes respecto a este tema entra aquí y mandanos tus comentarios.




Wednesday, March 21, 2018







« Atrás